¿Quienes somos?

Somos una familia de apasionados apicultores de Albacete, descendientes de la zona de Peñas de San Pedro, que se dedica a la reproducción cuidado y mantenimiento de las abejas desde al menos 5 generaciones, que podamos contrastar, remontándonos a finales del siglo XIX, o lo que es lo mismo, decir que, a mi abuelo, quien me enseño el oficio, se lo enseño su abuelo. A día de hoy somos los apicultores con la mayor cabaña apícola de la provincia de Albacete, y no somos ninguna gran empresa, solo particulares que amamos lo que hacemos y sabemos hacerlo bien, nos dedicamos a trabajar en el campo, con las abejas, sin trampa ni cartón, no somos industria, ni somos ambulantes, ni somos compraventa. Es por eso que somos conocedores de los manejos tradicionales/artesanales, y por ello hemos logrado obtener una de las pocas mieles puras y de mejor calidad que se pueden adquirir, a la vez que debido al volumen de producción que hemos alcanzado, dado el gran rendimiento que conseguimos, tenemos los precios mas competitivos dentro del mercado de la miel autentica. Rendimientos que se consiguen con mucho esfuerzo y dedicación y teniendo un amplio conocimiento de las colmenas, de las flores, y de la climatología, así como de la geografía española, de la legislación existente y sobre todo mimando a las abejas para que nos recompensen con su el fruto de su trabajo. Para nosotros, las abejas, son nuestras amigas, son nuestra mascota, nuestras compañeras de trabajo, nuestras socias, nuestras jefas y nuestras empleadas, y siempre, siempre, buscaremos que estén en las mejores condiciones posibles, las queremos sanas, las queremos limpias, bien alimentadas, bien protegidas, fuertes y en cantidad, queremos que haya abejas.

Cinco generaciones de apicultores

Nuestros productos

Debido a nuestra manera de trabajar, obtenemos una gran variedad de mieles 100% naturales, aparte de polen, polen fresco, cera de abeja, panal de abeja  y jalea real fresca entre otros. Somos apicultores trashumantes, lo que quiere decir que viajamos por toda España con nuestras abejas en él camión, desde el sur de la península con el inicio del año hacia el norte para terminar allí a finales de verano u otoño, buscando siempre la ubicación en la que haya más flores, intentando adelantar la primavera (buscando climas más cálidos) a principios de año, y atrasarla lo máximo posible (buscando climas más fresquitos) en verano, contando con que la vida de una flor de media ronda 20 días, debemos mover nuestras abejas constantemente.

Ademas de la citada miel cruda debemos añadir que también producimos polen, tanto seco como fresco, tanto en grano como en polvo, y bresca o panal de abejas, un alimento especialmente difícil de encontrar pues supone la destrucción de una parte de la estructura de la colonia, también como he citado antes somos productores de cera de abeja o jalea real fresca, ademas elaboramos arrope de miel y fabricamos velas de 100% cera de abeja.

Debido a nuestra manera de trabajar todos nuestros productos son 100% naturales, sin ningún tipo de añadidos, sin someter a ningún proceso ajeno al proceso natural de producción de estos productos excepcionales, sin sobrecalentar, sin filtrar, sin mezclar, sin alterar la composición natural de los mismos.

Tanto la miel como el resto de productos de la colmena son muy escasos, por la poca cantidad de colmenas que hay, por el pequeño rendimiento que se saca de cada una de ellas y por la gran demanda que sufren estos productos en los mercados internacionales, paradójicamente las estanterías de todos los comercios están repletas de todos estos productos y a precios en muchas ocasiones por debajo de los costes de producción, esto es debido a los productos de imitación, que pareciendo los productos originales, en ningún caso lo son, y que grandes empresas están sacando al mercado sin importarles estafar a los consumidores para obtener suculentos beneficios.

En nuestra familia hasta ahora nos hemos dedicado a suministrar con nuestro producto a otros intermediarios (venta al por mayor), pero hemos decidido lanzarnos a vender nuestra miel nosotros directamente, quitándonos de intermediarios, que solo se dedican a encarecer el producto y disminuir la calidad, adulterando en muchos casos o maltratándolo y haciéndole perder propiedades en la mayoría de las ocasiones.

Concluir subrayando la máxima calidad de los productos que ofrecemos, comprometiéndonos a no bajar la misma calidad sino aumentarla siempre que podamos. Ofreciendo productos 100% naturales, sin ningún tipo de añadido, ni conservante, ni colorante, así como tampoco mezclar con otro tipo de productos, ni sobrecalentar los mismos, ni filtrarlos. Para que así sean autentica pura miel cruda como la de toda la historia, con incontables referencias escritas a los largos de todas las épocas históricas, tratándolo como un producto curativo milagroso, siempre usado y venerado por las altas clases sociales, muy apreciada por la iglesia, los nobles o los filósofos entre otros a lo largo de los tiempos, y así ofrecer por nuestra parte un productos multivitamínico, con proteínas, hierro, cinc o calcio entre otros de sus componentes fundamentales.

PROCESO DE PRODUCCIÓN

PROCESO DE EXTRACCIÓN

Posteriormente a este proceso de creación de la miel por parte de las abejas, cuando la temporada de las flores ha terminado, extraemos de la colmena dicha miel.

Esta miel esta situada por toda la colmena, pero nosotros solo recogemos la que hay en las alzas de miel, cámaras o cajones independientes de la cámara de cría, que se sitúan inmediatamente encima de la misma. De esta manera retiramos solo el excedente de miel que ha producido la colmena, pues así, la mayor parte de su producción no la tocamos y se queda en la cámara de cría para que la colonia se desarrolle correctamente y en ningún momento tenga hambre o frío por la falta de miel

En esta foto paralela se puede ver como son las alzas de miel, de la mitad del tamaño de una cámara de cría, la reina no suele andar por esta parte de la colmena pues se mueve por la zona inferior donde se sitúa el bolo de abejas y cría que son los huevos y larvas en el proceso de desarrollo hacia abeja,bien sea abeja obrera, abeja zángano o abeja reina. En ciertas ocasiones aparecen abejas obreras reinas pero solo saben poner huevos de abeja zángano y la colonia se extingue en un breve periodo de tiempo.

 

Después de retirar esta alzas, se llevan a la sala de extracción de miel en nuestras instalaciones y allí se procede al desoperculado y centrifugado de la miel como se puede apreciar en la siguiente foto. A través de unas maquinas llamadas extractores de miel, diseñados para tal fin, que conectados a la luz o manualmente giran con un proceso similar al de una lavadora.

Como se puede ver en la foto de aquí al lado, primero se retiran los diversos cuadros de las alzas, después se desoperculan, que quiere decir que se quita la película de cera que llevan tapando la miel para conservarla mejor dentro de la colmena y por último se introducen al extractor, que por fuerza centrifuga extrae la miel.

Finalizado este proceso se procede al almacenaje de los cuadros y las alzas hasta el inicio de la siguiente floración, cuando se pondrán de nuevo encima de las colmenas que hay en las montañas para que así las abejas puedan almacenar la miel de nuevo ahí, dado que ellas de forma natural, mientras en el campo hayan flores con néctar, y teniendo capacidad de almacenaje y estando en buenas condiciones de salud, no pararan de libar néctar de las flores para posteriormente transformarlo en miel, y es como en el caso de otras explotaciones ganaderas, resulta perjudicial para la colonia si no extraemos la miel, pues se produce lo que llamamos bloqueo de la colmena, todas las celdillas son llenadas de miel y llega tal punto que no quedan celdillas libres para que la abeja reina pueda depositar sus huevos y que así nazcan nuevas abejas que contribuyan con el mantenimiento y supervivencia de la colonia.

Ya solo queda envasar y almacenar la miel para su posterior distribución.

Como podéis observar tenemos un circulo cerrado en el que criamos abejas, producimos miel y la cosechamos, envasamos y vendemos nosotros mismos. Es por esto que podemos decir que es un producto de km 0 pues no pasa por ningunas manos excepto las del productor y las del consumidor.

 

UBICACION DE LA EMPRESA

Trashumancia por toda la península

Nuestras instalaciones se encuentran en Albacete, la nave principal en el mismo termino municipal, cerca de la urbanización de casas viejas, ademas contamos con otros pequeños almacenes repartidos por la provincia que nos permiten tener una mayor capacidad a la hora de cuidar a tantas abejas como tenemos. 

A pesar de que las instalaciones se encuentran en Albacete debo decir que la mayor parte del tiempo de recolección lo pasamos fuera de la provincia, debido a que esta zona no es especialmente rica en flores, ni tiene muy buen clima para la abeja, por lo que tenemos que irnos a otras provincias en busca de las flores. Practicando lo que se conoce como trashumancia.

La trashumancia consiste en mover las abejas a zonas que tengan buenos pastos o en este caso muchas flores, dependiendo de las fechas del año se cosechara una miel distinta en una zona distinta, nosotros llevamos las abejas a dichas zonas y antes de volver a moverlas les extraemos la miel para que no se mezcle y se puedan obtener las mieles monoflorales. 

Esta trashumancia se realiza siempre de noche, mientras las abejas duermen en la colmena, para que estén todas dentro de la caja y no dejemos ninguna pecoreando por el monte cuando nos llevemos su colonia. Antes de cargar les cerramos la puerta y cuando descargamos se la abrimos para que asi puedan viajar sin ningun problema y no se vayan perdiendo por el camino.

 

Esta una foto tomada una de estas noches de trashumancia, como se puede apreciar utilizamos camión rígido, con plataforma, y aunque aquí no se ve, el mismo dispone de una pluma hidráulica entre la caja y la cabina para poder cargar el camión de forma mas rápida y liviana.

 

El comienzo de la ruta se sitúa en la provincia de Albacete, en la Sierra del Segura, donde las abejas pasan la hibernada, cuando en Albacete aun hace mucho frío para las abejas, en otros puntos de España ya hay flores, a finales de invierno empieza la trashumancia, nos vamos para el sur. Los primeros viajes no son en busca de miel, vamos a polinizar fincas en Murcia o Alicante, prestamos dicho servicio para que dichas fincas puedan polinizar sus árboles, pues si no fuese así, deberían cultivar otras cosas y no habría la variedad de productos que hay hoy en día a nuestra disposición y ya de paso aprovechamos para acercarnos a la primera cosecha, la miel pura de azahar (de limonero o de naranjo o mixta) en Murcia o Alicante en el mes de marzo-abril, cuando estas flores se secan volvemos a Albacete, en busca de la miel pura de romero en abril-mayo, también en Albacete recolectamos miel pura de tomillo en mayo y miel pura de retama en mayo/junio, es en estas fechas , mayo/junio cuando nos vamos a Sevilla a recolectar la miel pura de matalauva y la miel pura de girasol antes de la de eucalipto, desde allí nos vamos a Palencia o Cantabria a cosechar la miel o mielato/mielada de roble en septiembre y la miel pura de bosque en septiembre-octubre. Además, todos los años, cuando acaba la campaña del romero en Albacete, una parte de las abejas en vez de ir a Sevilla, se llevan a Segovia, para cosechar la miel pura de lavanda y la miel pura de zarza. Cada año la ruta varía dependiendo de las lluvias que se han producido a lo largo del mismo, pero así os podéis hacer una idea de cómo la trashumancia sigue practicándose en el siglo XXI, igual que se producía desde el tiempo de los romanos si bien ahora vamos en vehículos a motor en vez de a pie. Desde el sur de la península, al norte, buscando siempre los mejores “pastos”, obteniendo así variedad de calidad y un buen precio debido a que la misma colonia de abejas produce gran cantidad de miel. Comentar que, si el otoño y el invierno vienen suaves, la miel pura de romero se puede adelantar y ser la primera cosecha del año, dando lugar a dos cosechas de miel pura de romero, una antes y otra después del azahar. Por último, añadir que hay muchos más tipos de mieles como la de castaño entre otras, que nosotros por ahora no cosechamos pero que estamos mirando para hacerlo en el futuro pues lo más importante en el tema de la trashumancia es contar con las ubicaciones en la que situar las colmenas, así como con contactos en la zona objetivo que las vigile y cuide.

 

Esta foto está tomada en el Parque Nacional de Picos de Europa, como se aprecia colocamos pastores eléctricos para mantener alejados a los osos pardos que abundan por estas zonas y a los que les encanta la miel, aun con estas medidas, en muchas ocasiones consiguen acceder a las colmenas para comerse la miel que les encanta.

 

*Todas estas fechas y ubicaciones pueden variar de un año a otro dependiendo de diversos factores, fundamente climatológicos.

NUESTRAS ABEJAS

En la actualidad contamos con una cabaña apícola de aproximadamente 1.600 colmenas o 96.000.000 abejas (calculando 60.000 abejas por colmena) en invierno están todas en la provincia de Albacete y el resto del año las repartimos por lo largo y ancho de la península. La campaña pasada nuestras abejas nos recompensaron con aproximadamente 60.000 kilos de miel entre todas las variedades. Nos encanta la apicultura y no cesamos en el objetivo de tener más abejas cada año. Para nosotros, las abejas, son nuestras amigas, son nuestra mascota, nuestras compañeras de trabajo, nuestras socias, nuestras jefas y nuestras empleadas, y siempre, siempre, buscaremos que estén en las mejores condiciones posibles, las queremos sanas, las queremos limpias, bien alimentadas, bien protegidas, fuertes y en cantidad, queremos que haya abejas.

96.000.000 ABEJAS

1.600 COLMENAS

NUESTRAS INSTALACIONES

En la actualidad entre nuestras instalaciones contamos con los siguientes espacios:

Dos naves almacén, en la que guardamos los vehículos que utilizamos, así como una reserva de cajas de colmena nuevas, puesto que las cajas son de madera y se degradan los años, contamos con reservas de cera de abeja que son fundamentales para el desarrollo de las futuras colonias de abejas, además de alimento para el invierno y una zona exclusiva para los tratamientos contra las distintas enfermedades y amenazas contra las abejas. También contamos con un taller con todas las herramientas necesarias para el trabajo diaria que conlleva este oficio.

A su vez tenemos contenedores y cámaras frigoríficas para almacenar todo el material que se puede degradar con el tiempo pues la cera o las cajas de las abejas vacías, así como las alzas de miel o la misma miel, puede sufrir el ataque de polillas u otros depredadores que se alimentan de estos productos si no tenemos cuidado de almacenarlos en estas condiciones.

Por otro lado, tenemos una pequeña envasadora, con 10 decantadores diferentes (grandes recipientes con grifo desde los que se envasa), para poder tener 10 variedades de miel distintas disponibles para la venta, que vamos suministrando con la miel que tenemos en el almacén, para más adelante servirla a nuestros clientes.

Por último, mencionar que contamos con pequeños almacenes distribuidos por la provincia de Albacete, pues es en la zona que más tiempo pasan las abejas, y así podemos trabajar con más margen de maniobra, pues no tenemos que desplazarnos hasta las instalaciones principales en caso de pequeñas incidenci