Miel pura de Azahar

(Citrus Sp.) La miel pura de azahar debe su nombre a las flores blancas del naranjo, el limonero y el cidro, llamadas de azahar por los musulmanes que poblaron la península entre los siglos VIII y XV. Se la considera un manjar de sabor único, y todos aquellos que la han probado, subrayan que esta variedad es una de las más aromáticas del mercado, distinguiéndose claramente si la miel proviene del néctar de un naranjo o del néctar de un limonero.

El Levante español es tierra de cítricos, y con la primavera, o a finales de invierno dependiendo de la zona, florecen los naranjos/limoneros, en un espectáculo donde el blanco de los azahares se alterna con el naranja o amarillo del fruto maduro antes de la recolección y las verde hojas, todo ello en un collage inconfundible. Las abejas mieleras utilizan el néctar de sus flores para elaborar una de las mieles más deliciosas del mercado entre las que se encuentran la miel cruda de azahar.

Esta variedad en particular se caracteriza por un altísimo nivel de azúcares, lo que le otorga una gran densidad, debido a la profunda cristalización de los mismos, lo que quiere decir que es una miel con una fuerte tendencia a la cristalización y que en iguales condiciones que otras mieles, esta solidificara antes.

Características organolepticas

 

Es un producto de una gran calidad con muchas propiedades, pero de entre todas ellas destaca su efecto calmante y tranquilizador.

 

Muy recomendada para aquellas personas que tienen dificultades para conciliar el sueño.

 

La miel de azahar puede tomarse con una infusión o un vaso de leche tibia antes de acostarse o incluso tomarse directamente. En este último caso, y ya que los azúcares de la miel son de rápida absorción, el efecto será casi inmediato y el consumidor podrá relajarse y le ayudará a conciliar el sueño.

 

Es un producto muy rico en potasio, fósforo y glucosa por lo que es una gran fuente de energía para el cuerpo ya que como decíamos sus azúcares son de rápida absorción. Junto con el zumo de limón se convierte en un buen antitusivo y antiinflamatorio frente a las irritaciones de garganta. No obstante, debido a sus propiedades microbacterianas, una de sus propiedades más destacadas es como cicatrizante de heridas.

 

Pincha aquí para ver las propiedades de nuestras mieles.

 

Las mas destacables de la miel pura de azahar son:

 

Antiespasmódica

Efecto calmante

Rico en potasio

Antinflamatorio

 

¿Cuáles son las propiedades de la miel de azahar?

 

Sus altos niveles de glucosa la convierten en un endulzante de absorción más rápida que otras mieles. Su poder energético y otras cualidades vienen determinadas, además, por la presencia de minerales como zinc, magnesio, calcio, selenio, cobre, sodio y potasio, entre otros. Por consiguiente, esta variedad apícola tiene efectos antimicrobianos, antisépticos, cicatrizantes anticancerígenos y antioxidantes sobre nuestro organismo. Desde luego, las propiedades de la miel de azahar no tienen nada que envidiar a superalimentos como el Aloe Vera.

 

Beneficios de la miel de azahar:

 

  1. Favorece la curación de heridas.

La miel en sus diversas variedades, y aquí incluimos también la de azahar, tiene propiedades cicatrizantes. Es ideal para luchar contra cortes y heridas comunes, siempre con la total garantía de estar usando un remedio natural de eficacia testada.

 

  1. Antioxidante natural.

La alta presencia de glucosacáridos le hace comportarse como un antioxidante extremadamente eficaz. Según un estudio publicado por la Analytical and Bioanalytical Chemistry en 2011, los flavonoides contenidos en la miel, especialmente en la de azahar, hacen de este producto un antioxidante natural. Esto significa que es un aliado para combatir el desarrollo de radicales libres en nuestro organismo, previniendo así el envejecimiento prematuro de nuestras células.

 

  1. Previene las enfermedades cancerígenas.

Se ha comprobado que la miel de azahar tiene propiedades anticancerígenas. Por su composición alta en glucosa y levulosa, dos monosacáridos que se asimilan muy fácilmente por el organismo, ayuda a acabar con las células cancerígenas, revirtiendo el proceso de degeneración asociado a este tipo de patologías. Por ello, es comúnmente utilizada en tratamientos del cáncer de pulmón, colón, próstata e hígado, y actualmente existen numerosos estudios abiertos que aconsejan su ingesta en casos de cáncer de piel. En cualquier caso, debe consultarse antes con el médico.

 

  1. Fortalece el sistema inmunológico.

La miel de azahar ha mostrado en recientes estudios propiedades antibacterianas contra un gran número de patógenos comunes. No obstante, conviene señalar que un preparado con estos propósitos debe incluir al menos un 20% de miel para activar sus propiedades inhibidoras.

 

  1. Sedante y antidepresivo natural.

A todo lo anterior debemos sumar otros beneficios de la miel de azahar asociados a sus cualidades relajantes, gracias a los principios activos contenidos en el propio azahar. De esta forma, puede utilizarse como sedante natural ante la pérdida del sueño, y también está indicada en casos de ansiedad aguda, gracias a sus efectos relajantes.

VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES