Miel pura de Lavanda

(Lavandula Angustifolia y Lavandula Latifolia Hill) La miel pura de lavanda se obtiene del arbusto del mismo nombre (Lavandula Angustifolia Mili), conocido a su vez como espliego, que cuenta con más de 60 especies repartidas por nuestro planeta. Su floración tiene lugar durante el periodo estival, y abunda en lugares muy soleados, pedregosos y secos, a donde las abejas mieleras acuden a libar el néctar de sus flores, transformándolo después en el interior de la colmena.

La miel de lavanda o miel de espliego proviene del néctar extraído por la abeja de la planta de la lavanda. La época de floración de la lavanda es variable según la especie, alargándose el periodo de floración desde la primavera al verano.

Intensa, deliciosa y envolvente, la miel de espliego se encuentra en el olimpo de la apicultura, merced a una sutileza, elegancia y cualidades organolépticas difíciles de superar. La lavanda y sus inconfundibles flores moradas constituyen la materia prima de una de las variedades con mayor personalidad del mercado. Su producción salpica la mayor parte de la geografía española, principalmente Aragón, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Castilla y León.

La miel de lavanda, también conocida como miel de espliego, está ligada a la planta endémica de la cuenca mediterránea a la que debe su nombre, así como sus cualidades terapéuticas más distintivas, bactericidas y antisépticas.

Características organolepticas

VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES