Miel cruda de Encina

Mielatos (“mela”) de Quercus sp. La miel de encina no se obtiene de néctar de flores, sino de secreciones que se producen en las encinas en este caso. Según la norma oficial de calidad de la miel (BOE 186 del 5/8/2013), la miel de mielada (honeydew) es la que procede en su mayor parte de excreciones de insectos chupadores de plantas (hemípteros), presentes en las partes vivas de las plantas o de secreciones de las partes vivas de las plantas.

Su color es más oscuro que el de la miel procedente del néctar de las flores y sus propiedades antioxidantes son superiores. Ofrece una gran resistencia a la solidificación o cristalización.

Esta miel incorpora compuestos como el polifenol. Además, encontramos altas dosis de sales minerales. También destaca la concentración de hierro en sus moléculas y de otros minerales como magnesio, fósforo y potasio.

Por otra parte, reconocemos su inestimable aporte vitamínico, que va desde la vitamina A, pasando por la presencia de B1 y B2, entre otros. Y por supuesto, ofrece las propiedades habituales de las mieles de origen apícola, como el efecto energizante o las propiedades antiinflamatorias.

Características organolepticas

 

Pincha aquí para ver las propiedades de nuestras mieles.

 

Las mas destacables de la miel cruda de encina son:

 

1. Favorece la digestión.
Su contenido enzimático estimula la absorción de los alimentos por las paredes estomacales. Asimismo, ayuda a la disolución de los alimentos en el estómago y facilita su tránsito a través del aparato digestivo. Por si fuera poco, sus capacidades antiinflamatorias alivian y combaten las dolencias asociadas al tracto digestivo. También favorece la absorción de sustancias como el calcio y el magnesio, por lo que su consumo está recomendado para incentivar el desarrollo de los niños.

 

2. Alivia los dolores de garganta.
Sus componentes antibacterianos y antiinflamatorios, además de su aporte en vitamina C, la convierten en un excelente aliado a la hora de combatir dolencias como la laringitis, faringitis y diversas inflamaciones en la garganta. Con toda seguridad, uno de esos beneficios de la miel de roble que merece la pena conocer.

 

3. Emoliente natural y ecológico.
Los emolientes son aquellas sustancias medicinales que permiten ablandar durezas o rebajar hinchazones. El contenido en yodo permite combatir las acciones bacterianas en las zonas afectadas por hinchazones. La aplicación de la miel de roble puede reducir la inflamación hasta eliminarla.

 

4. Mejora la tensión arterial.
Sus propiedades disolventes sobre materias como la grasa (que puede adherirse a las pareces de venas y arterias), así como su capacidad para reducir el colesterol, esta miel ayuda a mejorar los índices de tensión arterial en personas afectadas por picos de tensión alta.

 

5. Combate la anemia.
La cantidad de sales minerales incluidas en su amalgama de nutrientes, vitaminas y otros compuestos, hacen de la miel de roble un producto indispensable para atajar estados de anemia.

VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES