Miel cruda de Eucalipto

Eucaliptus camaldulensis, E. globulus. Árbol originario de Australia. El eucalipto pertenece a la familia de las mirtáceas. Puede llegar a alcanzar los 60 metros de altura, tiene una corteza exterior marrón clara y gris, que se desprende con el paso del tiempo, tiene hojas alargadas de color verde claro y contiene un aceite esencial con un aroma muy característico. Miel de eucalipto se recomienda especialmente para combatir la ronquera.
Fuente de vitaminas y proteínas vegetales. Perfecta para unas tostadas.

La miel es producto del arduo trabajo de las abejas que día a día extraen incansablemente el néctar de los distintos tipos de flores para mas adelante trasformarla en miel mediante un proceso natural. En este caso, esta es una flor muy poco corriente y muy marcada geográficamente a lo largo de España, podemos encontrarlo al norte, clásico de zonas como Galicia, Asturias o Cantabria, donde florece en otoño, o al sur de la península, donde florece en verano, es clásico en Huelva.

 

Características organolepticas

 

Pincha aquí para ver las propiedades de nuestras mieles.

 

Las mas destacables de la miel cruda de eucalipto son:

 

1. Endulzante natural.

La miel cruda de eucalipto se enorgullece de ser uno de los endulzantes naturales más recomendables, especialmente para aquellas personas que deben cuidar su alimentación debido a problemas hepáticos o intestinales. Los azúcares de la miel son fácilmente absorbidos por los intestinos y colaboran con la protección de las membranas que recubren el hígado.

 

2. Combate el resfriado y otras dolencias cardiorespiratorias.

Dado su alto contenido en vitaminas A, B y C, esta y otras mieles crudas aportan a nuestro organismo todo lo necesario para combatir dolencias respiratorias como la tos o el resfriado. Por si fuera poco, sus propiedades antisépticas reducen eficazmente la inflamación de las membranas respiratorias.

 

3. Favorece la curación de quemaduras y heridas.

La miel pura tiene propiedades regenerativas gracias al conjunto de enzimas que integran su composición. Por esta razón, constituye un valioso reparador de tejidos, favoreciendo su reconstrucción y ayudando a recuperar la elasticidad de las células dañadas. No sorprende, pues, que la miel pura de eucalipto se utilice como regenerador en zonas quemadas de la piel o en heridas que hayan dañado la superficie cutánea.

 

4. Previene la infección de garganta.

En casos de infección moderada y aguda de garganta, la miel de eucalipto ha demostrado ser un poderoso antiséptico. Su alta concentración de azúcar que presenta evita la proliferación de actividad vírica en la zona afectada. Asimismo, tradicionalmente se ha combinado con limón para calmar el dolor en esos días de invierno en los que la voz nos abandona.

VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES